Cómo no pasar desapercibido en tu nuevo trabajo

Cómo no pasar desapercibido en tu nuevo trabajo

Pasados los nervios de las entrevistas de trabajo, pruebas y demás preparaciones de los interminables procesos de selección, el día que nos comunican que somos la persona elegida para ese puesto por el que llevamos tiempo luchando, nos enfrentamos a un nuevo reto.

Cuando comenzamos en un nuevo trabajo la cabeza se nos inunda de preguntas: ¿qué tal será el ambiente?, ¿mis nuevos compañeros me aceptarán?, ¿el jefe será accesible?, ¿realmente tendré progresión laboral?, ¿me gustará mi trabajo?…

Los primeros días siempre suelen ser los más incómodos. Nos inquieta lo nuevo y desconocido, aquello que sale de nuestra zona de confort. Además, es importante demostrar desde el primer día que efectivamente no se equivocaron al elegirte, que realmente eres el mejor y que estas ahí porque vales.

Para ello, es importante tener en cuenta una serie de factores que nos ayudarán a adaptarnos y no pasar desapercibidos:

 

- Muestra confianza en ti mismo:

Si queremos tener éxito, este es el primer paso. Aunque quizás los primeros días sean los más complicados, hay que intentar reflejar seguridad tanto en nuestros actos como en nuestras palabras. Muéstrate disponible y evita inseguridades.

- Prudencia:

Para comenzar con buen pie debes destacar en los aspectos más básicos como son cuidar la presentación personal, respetar los horarios, a tus superiores y compañeros.

- Busca innovar y aportar:

Intenta contribuir con tus conocimientos y experiencia en pro de tu empleo y esfuérzate en buscar ideas innovadoras. Ser proactivo es un aspecto muy valorado para las empresas.

- Demuestra tu valor:

Los primeros días serás el centro de atención. Como hemos dicho en el punto anterior es muy importante pero no basta con proponer, también hay que ejecutar. Pues de nada vale lo primero sin lo segundo. Ese es el momento de demostrar tu valía. De esta manera conseguirás antes la confianza.

- Participa en las reuniones:

Si te has incorporado en una nueva empresa es porque han apostado y confiado en ti. Por ello, desde el primer día hay que hacerles ver que no se equivocaron de elección. Las reuniones son momentos perfectos para ello. Participa y muestra tu perspectiva, probablemente seas capaz de aportar nuevos enfoques y los demás pronto te verán como alguien más del equipo. Cuando se contrata a gente nueva se espera de ellos esas ganas que muchos ya han perdido.

- Relaciónate con tus compañeros:

No solo hay que agradar al jefe. Tener una buena relación con el resto de los miembros de la empresa es de suma importancia ya que con ellos compartirás el día a día. Por ello es recomendado mostrarse abierto hacia ellos.

En CuVitt también nos interesa vuestras experiencias. ¿Qué otros aspectos consideráis importantes a lo hora de comenzar en una nueva empresa? ¿Cuál es vuestra experiencia?

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Recibe nuestras noticias en tu emailSuscríbete