Del mileurismo al milenismo; los cambios en el mercado laboral

Del mileurismo al milenismo; los cambios en el mercado laboral

Los tiempos cambian y si al principio del milenio el mileurismo era un concepto asentado, el concepto ha mutado al milenismo con ayuda de la crisis . Los mileuristas son ahora milenistas en esta década: jóvenes que tienen una actitud nueva y distinta ante el trabajo. Son personas que además de un trabajo, desean y buscan un propósito vital.

Generalmente, según los expertos, ya no prima ni el dinero, ni la seguridad ni el poder en el trabajo. Ahora luchan por conseguir flexibilidad, autonomía, colaboración y creatividad, ya que para ellos, placer y trabajo debe formar parte de una misma cosa. Desean sentir pasión por aquello que desempeñan para poder disfrutar de la vida, haciendo de su mayor talento, su trabajo.

El nuevo paradigma laboral

Apunta Sergio Fernández, creador del “Pensamiento Positivo” que el nuevo paradigma laboral ha cambiado donde ya no es posible “un desarrollo personal sin un desarrollo profesional” .

De hecho, apunta algunas claves sobre los nuevos cambios que están dándose en el mercado laboral definidos en estos ocho puntos:

  1. No hay crisis, hay globalización
  2. Se acabó el capitalismo, comienza el talentismo
  3. Ya no se trata de tener un puesto de trabajo sino de participar en proyectos.
  4. Del concepto de empresa pasamos al de red de profesionales.
  5. De un mundo insostenible a una apuesta por la sostenibilidad.
  6. De tener jefes a ser agentes libres asociados.
  7. Desaparece el sueldo y aparece la facturación.
  8. Desaparece el “de 9 a 7” y aparece la deslocalización horaria y geográfica.

 

Felicidad generacional

Según la idea recogida por Marcolm Gladwell en su obra Outliers, las demandas del mercado han variado por las nuevas necesidades de la sociedad, siendo una de ellas la felicidad. Un estado anhelado y perseguido por casinostin todos que varía en función de la generación a la que pertenezcas.

Usando las generalidades y sin contar con las cientos de excepciones existentes, podríamos definir qué es importante en el trabajo para las personas según la generación en que hayan nacido, para demostrar como el nuevo paradigma laboral trae nuevas demandas, y por tanto, nuevos requerimientos y prestaciones por parte de las empresas.

  1. Para los milenistas por ejemplo, la autonomía es lo más importante. Ellos no contemplan el salario como prioritario sino que es la capacidad de contar con tiempo libre para sus intereses lo que más valoran.
  2. Para los nacidos en los 80,  la complejidad creciente y las responsabilidades se muestran como indispensables en su pirámide de motivación laboral.
  3. Y la recompensa, en términos de estatus y dinero, es valorado para los nacidos en los 90 como el principal acicate en su ambición profesional.

Quizá estos tres elementos han ganado notoriedad frente a otros que hace un tiempo, eran considerados como primordiales. La autonomía, la complejidad y la recompensa es lo más valorado por el trabajador en los últimos años. Aspectos claves, que podrían enmarcarse en una forma más de retribución cuando el dinero ya no consigue comprar lo que antes era posible. Una vez más, el salario emocional para lograr esa implicación…

Y es que la manera en la que trabajamos llega a influenciar a una sociedad entera que se ve alterada por los nuevos cambios del mercado… En CuVitt os dejamos este gran vídeo para hablar de felicidad, trabajo y edad…

Haz tu CuVitt

1 Respuesta a los comentarios

Leave a comment

Recibe nuestras noticias en tu emailSuscríbete