¿Falta de compromiso o problemas en la gestión del talento?

¿Falta de compromiso o problemas en la gestión del talento?

Con motivo del lanzamiento oficial de CuVitt para empresas como la primera herramienta online del mercado que permite gestionar el talento interno y externo de una organización, el pasado mes de diciembre, una veintena de directivos de recursos humanos se reunieron bajo esta premisa con el fin de identificar los problemas actuales en el mercado y plantear nuevas propuestas y estrategias para la gestión de personas.

El evento, celebrado en A Coruña, contó con la estrecha colaboración del centro Iffe Business School y Ray Human Capital para abordar un tema tan cuestionado como es el talento y su identificación en la compañía. ¿Cuál es el ADN del Talento y cómo descubrirlo?  Para generar un espacio de reflexión y debate por todos los participanes,  Eulogi Bordas, Director General de CuVitt estuvo acompañado ponentes de gran calidad: Jose Luís Cabarcos, Director General de Iffe Business School, Sonia Debén Alfonso, Director Gestión del Cambio Noroeste de Grupo Santander, José Luis Ramallal, Director RRHH de Egasa, Teresa Molezún, Responsable de Desarrollo Profesional_R, Antonio Varela, Director Educación/Becas Fundación Barrié, Marcos Cacheiro, Director  de Ray Human Capital A Coruña y Paloma Merino, Directora de RRHH de Infinita Renovables de  Iffe Business School.

¿Falta de compromiso o problemas para gestionar el Talento?¿Qué está ocurriendo en el mercado laboral?¿ Conocemos verdaderamente a nuestros empleados?¿Sabemos a quién vamos a contratar para nuestra compañía? Preguntas que implican en su mayor parte decisiones que pueden ser decisivas para el éxito o fracaso de una empresa.

Necesidades del mercado laboral 

Y es que en la actualidad, las palabras talento,  compromiso  y diversidad ocupan las tres primeras posiciones en el ranking de lo que buscan las compañías. Por ello, no es de extrañar, que con el fin de lograr esto, más del  60% de la inversión en RRHH se destina a la búsqueda  y gestión del talento, aunque esta suponga un verdadero reto. No por su escasez, sino por la dificultad de definirlo,  identificarlo y comprometerlo para poder afrontar los constantes cambios en los mercados. Definir el problema es parte de la solución.

Si realizamos una mirada retrospectiva podemos contemplar como el compromiso de los jóvenes no era fácil de encontrar, un 20% manifestaban estar mal ubicados al año de haber sido contratado  y un 5% cambiaban de trabajo. ¿Cuál es el problema?.

Gestión del talento - CuVittUna de las conclusiones a las que se llego en el evento hablaba de la importancia del proceso de selección como factor clave para conseguir lo propuesto. Las entrevistas de trabajo o el propio CV son las herramientas más comunes  en las entidades para conocer y valorar al candidato. Pero, ¿resulta suficiente?. Al menos para los candidatos no,  ya que sólo un 7% de la población en general afirma sentirse representado por el CV tradicional y por tanto, no son capaces de mostrar todo lo que podrían aportar a esa empresa.

Un problema si lo contextualizamos con el mercado actual, donde la oferta no guarda ningún equilibrio ni correspondencia con la demanda. La crisis ha impulsado valores como el esfuerzo y el sacrificio por parte de trabajadores y candidatos, aunque no por ello se haya aportado valor con esta nueva actitud.

CuVitt, la visión 360ª de la persona

Porque el talento es mucho más que hacer las cosas bien, debemos ofrecer herramientas que sean capaces de detectar ese valor añadido, el que marca la diferencia y decide entre el éxito y el fracaso. Algunas de las conclusiones obtenidas giraron en torno al talento y su propio contexto:

1- Sin compromiso no hay talento, pero sin conocimientos, intereses,  inquietudes y habilidades adecuadas el compromiso no es suficiente

2- El talento se compone de muchos factores, que en cada cultura corporativa se mezclan de manera distinta

3- Los ingredientes pueden ser los mismos pero la proporción es diferente

4- Ese mix concreto constituye el ADN del talento corporativo y el ADN del talento individual. Pero existen 2 retos, ¿cómo defino la composición del talento que mi empresa necesita, incluyendo elementos “soft” estandarizados? ¿Cómo identifico los componentes del talento de la persona mucho más allá de su ajuste a los requisitos de conocimientos y experiencia?

¡Con el CV tradicional es imposible!  ¡Hoy en día es necesario ir más allá!. Precisamente por ello, la reunión fue vital para los directivos por ver en esta problemática una necesidad urgente de disponer de herramientas que sean capaces de gestionar el talento externo además del talento interno de una compañía. Obtener no sólo la información básica de la persona sino profundizar más en ella.

Esta es sin duda la razón de ser de CuVitt, ya que permite ver más allá que un CV tradicional. CuVitt recoge la información clave de cada uno de los empleados y candidatos y la convierte en datos comparables y homogéneos, organizados en 3 perfiles para generar un exhaustivo análisis del perfil profesional.

- Intereses, aficiones y potenciales habilidades

- Motivación y aspiración laboral

- Track record (documentos que avalan el perfil o una puntuación media de su edad o sector)

¿Falta de compromiso o problemas en la gestión del talento?. Ya la respuesta, parece algo más clara.

 

Haz tu CuVitt

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Recibe nuestras noticias en tu emailSuscríbete