Las enseñanzas de ‘La Roja’

Las enseñanzas de ‘La Roja’

La Selección Española de fútbol está luchando estos días por hacer historia en el deporte, logrando tres títulos internacionales consecutivos: dos campeonatos europeos y un campeonato del mundo. Más allá de si lo logra o no, podríamos extraer una serie de enseñanzas aplicables a nuestra vida y nuestro trabajo, después de cada partido de los pupilos del entrenador, Vicente del Bosque.

  • Humildad y trabajo en equipo. Es imposible que un partido o una serie de ellos, que un campeonato lo gane un solo jugador. Una estrella puede tener un buen día, pero también puede cometer un fallo grave. Todos los miembros de un equipo de trabajo deben ser conscientes de que el objetivo que se persigue es colectivo, no individual. Aplicar el “hoy por ti, mañana por mí” siempre reporta beneficios. Además, no hay que perder de vista una gran verdad del deporte y la vida: no es malo querer ser el mejor, pero tampoco hay que olvidar que siempre puedes encontrarte en el camino con alguien mejor que tú.
  • Fidelidad a un estilo. Muchas veces es tan importante lograr el objetivo como dejar una marca, un recuerdo de cómo lo online casinos has intentado, aunque no lo consigas finalmente. Una victoria siempre está bien. Pero la satisfacción puede ser aún mayor si has sido fiel a un estilo, ya sea una forma de jugar al fútbol, una manera de entender la actividad empresarial, unos principios morales y éticos irrenunciables o una manera de relacionarte con tus compañeros de trabajo.  Importa el qué, es cierto. Pero casi siempre también importa el cómo.
  • Relativiza. Antes de ganar el campeonato mundial de fútbol en Sudáfrica, Vicente del Bosque aseguró a los jugadores que no debían creerse más importantes de lo que realmente eran. Sencillamente eran deportistas y no podían pensar que habían logrado salvar el mundo si ganaban, como tampoco hundirse si perdían. “Tan solo estamos ante el momento más importante en nuestra profesión. Nada más”.

Utiliza CuVitt para mostrar qué has hecho y qué sabes, pero también en qué crees y cómo lo haces, porque todo es, al menos, igual de importante.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Recibe nuestras noticias en tu emailSuscríbete